31/10/14

Yemanjá, la Diosa del mar


Acrílico sobre lienzo, medidas 40x50cm


Significado de la Diosa

Yemanjá es una diosa o “Orixá” perteneciente a la cultura Yoruba originaria de África.
Los Orixás fueron creados por el dios supremo Olorun y son seres de las fuerzas de la Naturaleza que se manifiestan en los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire. Asimismo cada Orixá tiene sus atributos, símbolos y arquetipos que los distinguen del resto del panteón según el elemento al que pertenecen.
Yemanjá es una Orixá del elemento agua y el la diosa del mar así como la diosa madre de todos los Orixás. Simboliza la maternidad y lo femenino,  la luna que influye en las mareas y el mar. Entre sus poderes están: la fertilidad, la gestación y el amor; sus principales atributos son: el mar, el hogar y la familia. Su iconografía original era de una esbelta mujer de raza negra en diferentes variantes: como una sirena, como una madre amamantando a un bebé o como una mujer portando una corona y un espejo. Posteriormente la imagen de esta diosa sufrió el sincretismo católico y pasó a representarse como una mujer blanca de cabellos negros ataviada con un vestido largo color celeste y en cuyas manos portaba perlas que dejaba caer al agua. Esta imagen sincretizada de la Reina del Mar se corresponde con la advocación de la Virgen María como Stella Maris o Nuestra Señora del Mar, patrona de los navegantes y los marinos.  
El 2 de febrero es su día de celebración en muchos países de América del Sur, principalmente en Brasil en el estado de Bahía, donde los devotos realizan procesiones vestidos de blanco y se bailan danzas rituales acompañadas de tambores y cánticos que duran todo el día y la noche. En las playas lanzan al mar flores blancas y caracoles y en la orilla hacen ofrendas con velas y regalos.

Sus símbolos son: estrella de cinco puntas, luna, perlas, conchas, caracoles, espejo de plata, agua de mar.

Colores: Azul celeste y blanco.

Metal: plata.

Día de celebración: 2 de Febrero.

Flores: Claveles blancos.

Ofrendas: flores blancas, velas celestes y blancas, caracoles, perfumes, bisutería y fruta.

Lugar de veneración: en la playa o en el mar.

Cualidades: Protección, compasión.

Arquetipo: Diosa de la sanación.


Historia del cuadro

La inspiración de este cuadro me vino a los cuatro meses de haber tenido a mi bebé, cuando el último fin de semana de Agosto me empecé a encontrar mal debido a una mastitis por estar dando el pecho. Tenía mucha fiebre y una inflamación importante en el pecho y quise curarme con remedios naturales y con terapias energéticas, así que le pedí a mi marido que me hiciera terapia. Mientras él me hacía imposición de manos, le vino la inspiración de que la diosa le decía que yo me había puesto enferma por no poder atender mi deseo de crear nuevas obras debido a mi falta de tiempo por cuidar de mi hijo. Mi marido me dijo que mi problema era que yo necesitaba seguir desarrollando mi creatividad y que mi remedio para la mastitis sería hacer un dibujo. Así que estando en la cama, cogí una hoja de papel y un lápiz y empecé a dibujar y la diosa que me vino fue Yemanjá, así que después de dibujarla durante dos días, mi mastitis desapareció y afortunadamente no me ha vuelto más. Luego entendí por qué había dibujado a Yemanjá, porque leyendo sobre ella en internet vi que era una de las diosas de la sanación. Posteriormente pasé el dibujo a un lienzo y le pinté un fondo con un cielo estrellado de luna llena y un mar un poco agitado, con lo que el dibujo de la diosa quedó integrado en un nuevo cuadro con muchos tonos azules. El cuadro lo pinté en los ratos en que mi bebé dormía (que no son muchos) con lo que me tiré casi un mes pintando, pero estoy muy contenta del resultado. Creo que pintar este cuadro ha sido muy sanador para mí porque no sólo me curó la mastitis sino que gracias a él estoy volviendo a pintar y modelar, con lo cual no creo que vuelva a enfermar ya que estoy siguiendo los dictados de mi corazón y éste me dice que siga pintando y esculpiendo aunque no tenga mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario